Frecuencias sexuales

—Pero más vale que importa.
—¿A qué te referís? ¿A la cantidad de polvos por semana?
—Claro, boludo. No es lo mismo el que la pone una vez a la semana que el que la pone diez veces por semana.
—El que te dice que la pone diez veces por semana te está mintiendo. O contabiliza las pajas.
—Hay gente que la pone diez veces por semanas. Y hay algunos que hasta la ponen veinte veces por semana.
—No le creo a nadie que venga a refregarme algún record sexual. El tipo que dice que la tiene larga, o que se echa diez al hilo, o que no se le baja en toda la noche sin tomarse un Viagra, miente. Veinte polvos por semana, dejáte de joder.
—Hay casos, che. Mirá la mujer de Barabale, que él dice es multiorgásmica.
—¿La mujer de Barabale, coge con Barabale?
—Parece.
—Pero ¿vos le viste la cara a Barabale?
—La verdad es que tiene una cara de pelotudo que voltea.
—Mirá vos si la mujer de Barabale va a ser multiorgásmica, esa para ir a los bifes debe tener más vueltas que un autódromo. Otra mentira, qué mierda va a ser multiorgásmica.
—Existen minas multiorgásmicas, ojo, che.
—¿Cuántas conocés?
—Bueno, todo el mundo dice.
Todo el mundo dice boludeces, es lo que te estoy explicando.
—Igual, la frecuencia es muy importante. ¿No te parece?
—Te lo contesto con un chiste: yo la pongo casi todos los días; casi el lunes, casi el martes, casi…
—No sé, yo me guío por lo que me pasa a mí. Nosotros en casa tenemos períodos, ahora con la gorda le estamos dando duro y parejo, pero no sé si llegamos a los cinco polvos por semana, por ahí menos. Son rachas. Justo ahora es una de las buenas, después por ahí nos enfriamos y le damos una o dos veces cada diez días, como para no perder la afinidad.
—Nosotros con la flaca estamos en dos… pero al año.
—Qué, ¿andan mal?
—No. Eso es lo que te explico, coger como un conejo tampoco es sinónimo de andar bien. Yo, por ejemplo, soy un tipo que no tiene dramas en asumir que la pone, cuando mucho, una vez cada dos semanas.
—¿Cada dos semanas?
—Sí, cada dos semanas.
—Muy bien que digamos no andan.
—¿Qué carajo tiene que ver?
—Y…
—El sexo está sobrevaluado, macho. A esto es a lo que voy.
—Nosotros con la gorda mantenemos la pasión viva gracias a la imaginación.
—¿Pero ustedes culean o escriben una novela?
—Si no usás la imaginación, estás en el horno, te lo aseguro.
—¿Y qué hacen?
—Y, de todo.
—Dame ejemplos, así no entiendo.
—Y, ponele, una semana vemos porno, otras incorporamos juguetes, otra vamos al club…
—¿El Club?
—Sí, el club de intercambio de pareja.
—Pará, pará, pará. ¿Vos y la gorda son swingers?
—No, qué mierda vamos a ser swingers, con lo celosa que es la gorda. Si me llega a ver agarrándole la mano a otra mina, de una patada me saca la cabeza.
—¿Y a qué mierda van si no son swingers?
—Pasan buena música.
—¿Pero nunca?
—Estamos en tratativas, pero es una fantasía, como la del traje de astronauta y de la mucamita…
—¿Traje de astronauta? No me digás que vos te vestís de astronauta para echarte un polvo.
—Una vez lo hicimos. La gorda tiene fantasías medio raras. No sabés el laburo que me dio conseguir el disfraz.
—Me imagino.
—No. Ni te imaginás. A la gorda a veces se le da por hacerlo en público. Una vez nos echamos uno en el baño del aeropuerto.
—Nooo, boludo, ¿no sabés que te filman?
—¡Qué te van a filmar!
—Sí, te filman, más vale que te filman. Igual que en los muebles, que te ponen las camaritas atrás de los espejos, como en los interrogatorios yankis.
—No me la creo. Igual tampoco me importa.
—Así que los lugares raros, le gustan a la gorda.
—Sí. En tu cumpleaños, por ejemplo, le dimos en la terraza.
—¿Cogieron en mi cumpleaños? ¿En mi casa?
—Sí. Estuvo muy bueno.
—¿Nunca los descubrieron?
—Una vez. Mis suegros. Pero bueno, ya estábamos casados, así que.
—Ajá.
—Me dejaste pensando con lo de la flaca.
—¿Qué?
—¿No tendrá ella un…?
—No, boludo, nada que ver. La conozco, a la flaca. Pasa que con el laburo, las cosas de la casa, los chicos. Llegamos a la cama y nos desmayamos. Con el tiempo, el erotismo se va perdiendo y se convierte en una cosa que ocurre sólo adentro del televisor, o entre las tapas de un libro o una revista, pero nunca más en tu casa.
—No sé si en todos los casos es así.
—Cada pareja es un mundo, loco. Yo sé porqué te lo digo.
—¿Por Barabale?
—Ja. Sí, por ejemplo. Mirá que he visto cosas feas, pero como la mujer de Barabale, nada.
—Tiene buenas tetas, eso sí.
—¡Sí! ¡Qué tetas la mujer de Barabale!
—Tre-men-das. No sabía que se había puesto.
—Más vale que se puso.
—Qué grande, Barabale.
—Es un grande, sí.
.
.
.

Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

34 comentarios to “Frecuencias sexuales”

  1. federicogauffin Says:

    Jajajaja
    Y eso que las minas piensan que hablamos de trivialidades…

  2. matias Says:

    —¿Pero ustedes culean o escriben una novela?

    Lo que dice el del link al menos está bastante cerca.

    Saludos!

  3. Ironia Says:

    con este relato flaqueaste :S

  4. tylelly Says:

    No es de los mejores, pero me he divertido.
    Sigue asi y alegrame la vida.

    Saludos

  5. DARIO Says:

    Lo que mas impresion me causo es que justo anoche estabamos discutiendo con mis amigos y amigas del mismo tema! jaja conexion cerebro-sexual….

    Intentabamos arrojar un numero aproximado de polvos para toda la vida sexual media de una persona, pero se nos dificultaba encontrar un “ratio medio semanal” de polvos. Llegamos a la conclusion de que a 3 por semana durante 30 años que dura la vida sexual “fuerte” de una persona media son mas o menos 5000 polvos. Parecen muchos no??? quien puede recordar 5000 polvos???

  6. Patricio Says:

    Al final Barabale era un grande, ja.

    Y gracias al link descubrí tu otro blog… blogazo! Me lo estoy leyendo todo, fa… se me va a pasar el día…

  7. >Terrenal Says:

    me gusto el relato es bastante divertido, saludos.

    http://dejalacorrer.blogspot.com/

  8. demry Says:

    jajajajajajajaja.
    Divertido!!!!!

  9. José Playo Says:

    Fede: las conversaciones de los hombres son cruentas. Que se sepa.

    matias: eso mismo le dije a mi amigo.

    Ironia: no siempre se puede hacer todo bien😉

    tylelly: vamos que venimos, pues. Gracias y abrazo.

    DARIO: de eso se trata, justamente. Hoy hablé con otro amigo que me dijo que anoche discutía el tema con su mujer. Los medios periodísticos no tienen ni puta idea acerca de la agenda de la opinión pública.

    Patricio: ¡qué bueno! Al otro blog le tengo mucho cariño, sí.

    Terrenal: gracias y abrazo.

    demry: ¡eso!

  10. Jackie Says:

    Jajajajajaja, chicos, respiren tranquilos, según estudios, de esos que a veces son al pedo, un buen acto sexual dura en promedio entre 3 y 13 minutos. (claro, sin contar el preámbulo, porque si solo es de ponerla y sacarla, ohhh decepción)

    “…De acuerdo con los datos obtenidos por psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas familiares y matrimoniales y enfermeras, y publicados por la revista Journal of Sexual Medicine, un acto sexual “adecuado” duraba de 3 a 7 minutos, uno “deseable” de 7 a 13 minutos, uno “demasiado corto” de 1 a 2 minutos y uno “demasiado largo” de 10 a 30 minutos…”

    Fuente: eluniversal.com.mx que a su vez cita a la Journal of Sex Medicine

    Si hacemos cuentas, para el tercer polvo de 7 a 13, ambos órganos sexuales quedarían paspados.

    Una vez al año no hace daño,
    Una vez al mes, es de marqués
    Una vez a la semana, es para gente sana
    Una vez al día, es porquería
    Una vez a cada rato, se te atrofia el aparato.

    ¡¡¡¡AGUANTE EL MULTIORGASMO!!!!

  11. Dr. CroW Says:

    Cuantas caras nuevas que se ven por acá Playo.
    Producen gracia los records y quienes los ostentan. Me da como vergüenza ajena.
    Muy bueno el diálogo, me tenté con un par de líneas.

  12. Chuno Says:

    Muy bueno!
    Siempre salen en el grupo de amigos charlas de estas, que terminan con el absurdo record de alguno.

    Qué grande, Barabale!

  13. eli Says:

    ¿de verdad usted mantiene este tipo de dialogos? José, yo pense que usted era un hombre mejor preparado, mas refinado, mas profundo para tratar este tipo de temas; pero veo que no, parece un simplón de barrio y no el literato-super-productivo que escribe tanto y de tan buena calidad y al que tanto admiro…

  14. Jackie Says:

    Tampoco puedo imaginarme a José y a sus amigos jugando “té canasta” mientras degustan galletitas y hablan de las páginas de sociales.

  15. Lucas, desde Pest Says:

    Una vez una amiga conto que su novio le ‘apago’ 9 polvos en una noche… (si, dijo ‘apago’…). El resto de los que estabamos ahi la miramos como diciendo ‘nosotros a veces tambien podemos fingir el orgasmo’.
    Me hace gracia que sorprenda el tenor de estos dialogos.
    Me rei mucho y me acorde de muchos amigos, gracias Playo.
    Abrazos.

    L

  16. moscarey Says:

    jajja cordobé que lindo leerlo. Me saca sonrisas, sin dudas, destaco esto:

    —¿La mujer de Barabale, coge con Barabale?
    —Parece.
    —Pero ¿vos le viste la cara a Barabale?
    —La verdad es que tiene una cara de pelotudo que voltea.

    Un dialogo demoledor, que lindo es degradar gente, placer de pocos. Igual el final, ese giro, lo terminando adorando, muy bueno, me gusto.
    Gracias por tanto.

  17. alex Says:

    me trajiste recuerdos de muchas charlas y muchas risas

  18. Walterio Says:

    Se me acaba de ocurrir que la cultura machista nos ha metido en algún momento, esta pasión estadística por el sexo. Se valora más el monto que la experiencia: sumar, acumular, coleccionar, en vez de capturar los matices sensoriales de cada encuentro.
    No recuerdo conversación en la que esas descripciones sean posibles y supongo que de serlo, genararían el asombro inmediato entre los demás integrantes masculinos. Parece que que esas manifestaciones solo deben quedar marginadas al plano literario o a la sensibilidad femenina.

  19. Jackie Says:

    Walterio: coincido con la observación respecto del machismo. Algunos hombres que conozco, te sorprenderían con lo chusma y descriptivos que pueden ser, respecto de sus hazañas amatorias, (encima presumidos o hasta fantasiosos: me aventé 4 al hilo sin zacate.**) Alguna ¿”ventaja”? debe tener ser la mejor amiga de algunos cuantos hombres y haber escuchado entre esos, otros sórdidos detalles.

    Aclaro que no todos serán así, y el alarde disminuye significativamente cuando se casan, claro, no pueden hablar “porquerías” de la madre de sus hijos.

    Las mujeres podemos ser muy discretas y evitamos al máximo dar detalles de nuestras andanzas sexuales. Más allá de la femineidad, delicadeza o romanticismo con que se nos pueda ver, hay una poderosa razón para callarnos la boca y guardarnos sólo para nosotras el recuerdo de aquella noche inolvidable: Si presumimos la habilidad sexual de nuestro flamante caballero, sonamos; hay gran probabilidad de que algunas “amigas” no se quieran quedar con la duda y averiguar por su cuenta si en realidad tenemos un semental en casa.

    **mexicanismo que significa haber tenido sexo con sus respectivos orgasmos sin perder erección, y por lo tanto “sin sacarla” (algo casi imposible sin haber consumido viagra, o sufrir de priapismo).

  20. sugus Says:

    no sera es brigadier barabale consuegro de lavagna…
    ese si nos coge a todos segun un mail de una aerolinea trucha por decreto k…
    nada que ver pero lo lei a la par loco..
    abrazo y gran tema el del relato, embudo de cada conversación hasta cierta edad. abrazo

  21. Luchino Says:

    JAJAJAJAJAJAJAJA, QUE CULIAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!

    DE (y THE) “FUCKING” ASTRONAUTA…

    NUNCA SE ME UBIERA OCURRIDO… debe ser mas incomodo que la mierda… hasta que te sacas el disfraz… más vale que tengas algún juguete a mano… jajajaja

    Te ves al rato!

    PD: VOLVIIII, hacia años que no comentaba…

  22. Charly Says:

    No sé porque extraña razón, al menos en mi caso, una vez que te casás la frecuencia cae abruptmaente y se hace asintótica a 1 semanal, y cae definitivamente cuando tenés el primer hijo… el mío tiene 1 año y 5 meses y desde el tercer mes de embarazo hasta el día de hoy puedo contar los polvos con los dedos de la mano (con la que me pajeo).

  23. Trevor Says:

    juas que copada la mina las cosas raras que se le cruzan por la cabeza, lo mejor es hacerlo en lugare publicos jeje lo de los disfraces es una opcion bastante interesante😛

    Saludos

  24. José Playo Says:

    Jackie: ¡cómo disfrutamos de las estadísticas!
    Muy bueno el frecuencial poemado que pusiste. Y que aguante, sí.

    Doc: cierto, mucha gente nueva, les demos una calurosa bienvenida.
    Abrazo.

    Chuno: en efecto, es una parodia a la prototípica charla masculina.

    eli: las apariencias engañan😉

    Jackie: a eso lo hacemos los sábados; suspendimos las noches de póker y whisky porque al otro día no servíamos para nada.

    Lucas, desde Pest: me mató el “apagó”. Abrazo.

    moscarey: hay una creencia errónea acerca de que sólo las mujeres hacen de sus conversaciones una curtiembre, esa, creo, es la idea central del diálogo, que se vale del recurso de no usar más que las líneas coloquiales para reforzarlo.

    alex: qué bueno que así sea.

    Walterio: tal cual, Walt. Ya no escucharás a nadie diciendo “anoche estuvo bárbaro, conectamos muy bien, pura piel, puro disfrute”. Lo común es que te digan “le dimos toda la noche” y ahí nomás te canten los tantos anotados. Tal cual, Walt.

    Jackie: tengo un amigo que dice “me eché tres sin Sacarina”. Sacarina es un edulcorante. También es el padre de la apoteótica frase “mi mujer quedó embarazada porque estuvimos pateando descalzos”. Siempre se parodian las conversaciones femeninas y eso me parece muy parcial, los hombres somos como viejas con escoba en la vereda cuando nos ponemos a hablar.

    sugus: Barabale, en honor a la verdad, es el apellido del dueño de una cancha de fútbol a la que íbamos algunos años atrás. Si habremos fumado con Barabale… Todo bien con él, pero tiene apellido muy tentador para cuentear.

    Luchino: hay cada uno disfrazado de cada cosa a la hora de amar…
    Celebro el regreso, che.

    Charly: me reí mucho con tu comentario, Charly. De una que es así (obvio que cada pareja es un mundo y la mar en coche). Este post nació, justamente, de eso. Por un lado tenés un amigo que estrena relación y que te dice que hizo lo que hizo como si fuera una constante en su desempeño sexual. Después, claro, cotejamos su realidad con la nuestra (muy similar a la que vos contás), y nos damos con que había que decir algo para ver qué opinaba el resto. Por eso el texto acá está.
    Muy gracioso y tierno lo tuyo, en serio.

    Trevor: lo de los lugares públicos es algo que no me llama mucho la atención; inmediatamente me hace pensar en un estadio de fútbol, no sé por qué.

  25. anita Says:

    …”no importa la cantidad sino la calidad” … recuerdenlo muchachoss

  26. letransfusión Says:

    Apenas comienzo a leer el blog y me doy cuenta que es una delicia. Por supuesto que todos los hombres tenemos ese tipo de charlas, ¿a poco las mujeres no? Yo creo que si. Hace mucho fui payaso y trabajaba en fiestas infantiles además de andar en la calle haciendo ruedas en los parques, contando chistes en los camiones y el metro, en fin, por todos lados y llegué a trabajar en una agencia de payasos, ¿a qué viene todo esto? Bueno, sucede que trabajando en la agencia, en una ocasión hubo una persona que contrató un show para adultos, quería darle de regalo a su novia un payaso en su “despedida de soltera”, el dueño de la agencia me mandó a mi, por la experiencia que tenía trabajando en la calle. Inolvidable, las mujeres juntas son un verdadero “desmadre” por lo que no me extrañaría escuchar o saber de una charla similar a la que aquí se comparte con mujeres como protagonistas. Y sí, ¿por qué no?, los que le damos a la escritura también hablamos trivialidades.

    Saludos letransfusionados y alucinados.😉

  27. José Playo Says:

    anita: así dicen. Tomemos nota.

    letransfusión: gracias por el piropo. A mí me da bronca por ahí que a estas charlas se las escuchás a los médicos que hacen una ecografía, a los abogados que defienden a las viejitas robadas y a los policías, pero nadie lo reconoce, sobre el hombro se dicen cosas acerca de las tetas, pero cuando te miran de frente la pilotean con una careta. No todos, obviamente, pero sí una gran cantidad.
    Y ya que estoy, de pura curiosidad, ¿lo conocés a Piñón Fijo?
    Abrazo.

  28. federicogauffin Says:

    Fui el primero en este post! RECIÉN ME DOY CUENTA!!
    Yuppiiii!!! Yupiiii!!

  29. letransfusión Says:

    No, no lo conocía porque ya he consultado a San Google. Lo que pasa es que soy de México, por eso no había escuchado de él, de hecho tampoco conozco a los nuevos payasos en mi país, hace mucho que me alejé de ellos de que dejé de ser payaso❓

    Saludos letransfusionados y alucinados.❗

  30. lucas Says:

    Jajaja es tan natural esa charla che… Para que la grabaste vos hablando con algun amigo… :p.

    Saludos

  31. "el que sigue" Says:

    no se porque se me dió por contar que extrañamente, en mi corta vida me tocaron dos multiorgásmicas. Calculo que será casualidad. O ahora hay más. O por lo menos yo me imaginé que con suerte (y no lo digo en sentido de afortunado) una. Pero 2 ya me parece excesivo a esta edad. No se que onda.

  32. joe lovano Says:

    MI mujer a veces se indispone 2 veces y yo no se la coloque. Que sera de nosotros en 5 años.

  33. Jackie Says:

    Si todo va bien, se harán buenos amigos.

  34. tcalo Says:

    jo que conversación! buenisima!!!

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: