La compensación

El pedo hizo relucir con más intensidad la perfección de la soledad que lo envolvía.
Se hallaba sentado en la punta de la cama, indiferente al brillo del televisor que lo bañaba de malas noticias.
Disfrutaba de la falta de compañía.
—Me salió como un celular que vibra sobre una mesa —le dijo a la habitación vacía.
Habían pasado algunos minutos de la medianoche, la ventana abierta coqueteaba con las cortinas. Cerró los ojos y se dejó envolver por el fresco reconfortante de la brisa.
Había sido una tarde calurosa.
Agregó:
—Qué boludo, no cerré la puerta del garaje —y se le borró la sonrisa.
Todavía no lo sabía, pero en el piso de abajo, por la puerta que había quedado abierta, y en el mismo momento en el que él verbalizaba su omisión, hacia el interior de la vivienda se colaba un mocasín de grueso tacón y gran hebilla.
Al mocasín le siguió una pierna varicosa y un bastón. La anciana, una vez adentro, hizo señas a su amiga.
Las dos mujeres, envueltas en una fragancia dulzona, recorrieron el lugar con la mirada, hasta que estuvieron seguras de encontrarse donde querían.
Se palmearon entonces efusivamente las hombreras y cerraron tras de sí la puerta, señalando el living, lugar al que se dirigirían: ahí donde el hombre, segundos más tarde, se encontró con la inesperada visita.
Había bajado presuroso las escaleras, pero antes de poner los pies en la alfombra, se paralizó. Las dos mujeres -de unos ochenta años- lo observaban con miradas retorcidas; una de pelo blanco y vaporoso, la otra con la cabeza coronada de bucles resecos y marrones, visiblemente enemistadas con el rubro peluquerías.
Estupefacto y alerta, intentando disimular la sorpresa, avanzó con paso firme hacia las visitas.
—¿Quién mierda son ustedes? —alcanzó a preguntar antes de que el bastón le volara dos dientes de adelante, que fueron a parar sobre una mesa.
Cayó junto al sofá, regando el pelaje blancuzco y mullido de la alfombra con gotas espesas de baba enrojecida.
—Pendejo hijo de puta —dijo una de las viejas—: sabemos que tenés la guita guardada acá… ¡Hablá o sos boleta!
Intentó arrastrarse para llegar al teléfono, pero un cachetazo de revés con todo y anillo con piedra le impidió el paso, sacudiéndole la cara, marcándole de por vida la mejilla.
Volvió a caer.
—¡Hablá, negro de mierda, hablá o de acá no salís vivo! —instó la compañera.
Retrocediendo sobre su propio culo para ganar otra vez la escalera, no pudo esquivar los cuerpos pesados que se abalanzaron en cámara lenta.
El bastón nacarado y el anillo de fantasía volvieron a chocar contra su carne una y otra vez, en un castigo constante e interminable de furia, saña, golpes de brazos que insistían, e insistían:
—Hablá, negrito hijo de puta, dónde tenés la guita —decían.
Consiguió ovillarse, girar sobre sí, proteger la cabeza. El castigo era insoportable, y a los golpes se sumaron poderosas mordidas de enérgicas dentaduras postizas.
Antes de desvanecerse, consiguió levantar una mano para señalar un aparador donde descansaba un costurero de madera.
—Buscálo, Antonela —propuso una mientras bufaba y se ponía derecha.
Antes de desmayarse, vio la alegría de la recompensa: habían recuperado lo que les pertenecía.
Quiso excusarse, pero la pierna fajada con las vendas ganó envión silenciando toda respuesta.
El gélido filo de la hebilla le reventó la nariz; las manos artríticas sobre el botín recuperado sonaba resecas.
Dos culos cuadrados y sin gracia emprendían la retirada contoneándose dentro de las polleras.
.
.
.
Blogalaxia Tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Technorati Tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Etiquetas: , ,

31 comentarios to “La compensación”

  1. sugus Says:

    justicia con cataratas..(no ciega)
    “jubiladas pares en el interior”.. muy bueno playo

  2. Nevermind Says:

    Me gustó la idea de que las viejas lo hayan cagado a bastonazos al negrito hijo de puta. Yo además lo empastillaría hasta por el culo….

    (si, estoy cabrón, y que?)

  3. BoyCordoba Says:

    Che, eso no se hace, jugar con los sentimientos de uno…

    De entrada le había agarrado simpatía al negro culiado ladrón de ancianas ese pensando que era la desprevenida víctima de una nueva modalidad de criminales gerontes.

    Ahora si, una vez que vemos como viene la mano…le hubiera dejado los bastones de recuerdo en el recto.

  4. Xyborg Says:

    La venganza sera terrible! jaja, excelente, y me encanto la primer frase, muy descriptiva.

    “El pedo hizo relucir con más intensidad la perfección de la soledad que lo envolvía.”

  5. vagina way Says:

    MUY bueno. Impecable. Ja!
    Muy Playo

  6. Camilo Says:

    Digamos que se comió una buena cagada…

  7. rodrigo Says:

    Fantastico….. Playo no defrauda!!!!

    estaría bueno que al menos una vez pasara

  8. El_Agustin Says:

    Me muero si me levanto alguna vez y me doy con dos viejas en mi living…
    Te juro que ahí me cago.
    Muy buena la historia.

  9. lucas Says:

    Se ve que eran duras las viejas, digo, por que para que el flaco no se haya podido defender… Muybueno ehh.

  10. juan Says:

    jajaja es tu fantasía, recuperar lo que te robaron y cagarlos a trompadas, jajaja

  11. Dr. CroW Says:

    Muy groso, Playo, muy groso.
    Siempre esos giros sorprendentes que tanto me gustan.

  12. El Dogo Says:

    Parece un fragmento de la película “Las abuelas ninjas” (estoy prácticamente seguro que existe).

  13. matias Says:

    Cagó el negro…

    Para que tenga Darwin y la supervivencia del mas apto…

  14. moscarey Says:

    tendrían que existir dos viejas así onda superheroes y andar cagando a palos por el mundo a esos sin almas. Un saludo José, siga muy bien. Suerte.

  15. José Playo Says:

    sugus: me gustó lo de la justicia con cataratas, una buena forma de resumir la idea, gracias.

    Never: té de tilo y blog de quinceañera, problema solucionado🙂

    BoyCba: perdón, ofrezco disculpas, pasa que acá están cortando la luz cada veinte minutos y me pongo igual que never en el comentario de arriba.

    Xyborg: gracias, el relato arrancó por ese lado, precisamente. Nunca hay que desestimar toda la potencia que tiene la escatología. Bueno verlo por estos lares.

    vagina way: gracias. Y le debemos el relato a mi señora, que me escuchó un pedo y me dijo que sonaba igual que un celular sobre una mesa (completando la respuesta al comentario de Xyborg).

    Camilo: digamos que la venganza lo alcanzaría.

    rodrigo: ¿que defraudara o que las viejecitas cargaran bastones contra los que las liquidan?

    ElAgustin: esa parte me dio miedo a mí también, tengo gerontoenellivingfobia, si aplica.

    lucas: huesos duros de roer, a pesar de la osteoporosis.

    juan: es más sano que algunas cosas queden en fantasías.

    Doc: qué bueno que así sea, Doc. Va un abrazo.

    Dogo: voy a tener que buscarla en el e-mule, porque ahora me dio intriga.

    matias: a veces pienso que Darwing hoy, con muchas cosas que pasan, se rectificaría.

  16. José Playo Says:

    moscarey: “la imaginación al poder” me sigue sonando como una peligrosa ambigüedad disfrazada de utopía.
    Un abrazo, lindo verte por estos lados de vez en cuando.

  17. "el que sigue" Says:

    Me encantó che! Es muy Estevan Rey(Miseria). Pero cordobés.
    -Abu, abu! ese chico me esta molestando-

    Se puede saber que es la imagen que tenes en tus comentarios? Te teñiste?

  18. Viejo Says:

    el cuento tiene todo lo que hace falta para que sea un buen cuento: violencia y venganza. Me gustó.

  19. Bonifacio Flores Says:

    Excelente! Me hubiera gustado que un poco, al menos un poco de dolor sufrieran las abuelitas.

  20. tapi Says:

    Bastante heavys las abuelitas y con mucha televisión. Pregunta: Por que los chorros siempre tienen que ser negros??
    Muy bueno el cuento¡¡

  21. ircopcito Says:

    José, los tags le ponen el moño a un breve pero atrapante relato😉
    Un saludo, a veces nos parecemos tantos y otras no que asusta :s
    Felices fiestas.

    Aioz.-

  22. madre Says:

    Me gustó. Muy bueno. Felicitaciones

  23. la otra anita Says:

    che…perdon q no tiene nada que ver, pero en el recital de SODA vi una remera con el logo de peinateee, que buenooo… pero soy tan terriblemente timida que no me anime a decirle nada al barbeta de la remera… que bolú no?

  24. usiku Says:

    me parece que el barbeta de la remera era el mismísimo brother del admi…

  25. usiku Says:

    Muy loco el cuento josé… la verdad no me puedo imaginar una vieja de ochenta años en un despliegue de vigor semejante, salvo que se hubiera tomado unas pepas (unas cuantas). Che negrito muy lindo verlos en Soda, y conocer a la naty!!! ahora me falta conocer a la nikucha, la tenemos que juntar con mi Ani que tiene la misma edad así juegan!! capaz en el verano anizacateño (no suena igual de cool que el verano esteño?). Besos, por acá todavía nos estamos recuperando de tanto saltar el sábado. Terminaron muy tarde en van rohe?

  26. grillito Says:

    aguanten las viejas justicieras.. copado el cuento 🙂
    besos…

  27. elrober Says:

    La muerte les sienta bien!! son ellas!!! echas mierda y todo encontraron al loco que les robó el elixir de la vida eterna !!! (aunque en la peli Bruce Willis se muere de viejo, hubiera sido un buen final alternativo)

  28. José Playo Says:

    elque: gracias por la comparación, es un halago.
    La imagen es una que usaba para otra cosa, tengo un vicio con los avatares.

    Viejo: gracias, qué bueno.

    Bonifacio: tenían artritis, así que tranquilamente podés proyectar que los golpes que daban también los sentían ellas.

    tapi: no sé, tapi. ¿El cliché de la convención?

    ircopcito: saldremos alguna vez en la canción de TVR, pues.
    Gracias e igualmente.

    madre: gracias, abrazo.

    la otra anita: era mi hermano, no se saca la remera ni para el recital de Soda. Qué gracioso que lo hayas visto.

    usiku: he visto señoras de esa edad amasando ñoquis que te caés de culo.
    Por ahí nos vemos, ¿quién te dice?
    Nos fuimos al ratito, estoy viejo para algunas cosas y ya te habrás dado cuenta😉

    grillito: gracias🙂

    elrober: jaa, mirá vos con qué lo relacionaste. No me las había hecho tan potables a las abuelas, pero vale.

  29. Juancasaurus Says:

    Ya me imagino,dentro de unos cuantos años “Cuentos de Playo” en el canal de cable ése…cba. Pero cuidado Playo, cuando se anuncien te va a quedar muy poco tiempo de vida.

  30. "el que sigue" Says:

    No me digas que en tus ratos libres te metés a la misma sala de chat que mi primo Rubén… “Barbudas oxigenadas”. Mandale saludos.

  31. José Playo Says:

    Juancasaurus: ya me queda poco tiempo, así que todo lo que anuncien será contra reloj.
    Derrochás buena onda.

    elque: serán dados.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: