Paliza

montaje para La Luciérnaga—A los treinta y dos años las borracheras son como golpizas —le dice al inodoro.
Después se acuesta.
Han publicado un cuento suyo con dos ilustraciones suyas en una revista que se llama La Luciérnaga, pero no dice en ninguna parte de quién es el cuento ni quién se ha tomado el trabajo de hacer los montajes.
Descuidos.
—Tengo un patio de recreo dentro de la cabeza —le dice a un placard de donde caen medias, calzoncillos, cintos, vendas.
Falgos. Dos pastillas.
A los treinta y dos años las resacas saben a preinfarto y después, al otro día, hay que ver cómo pelear contra esas ganas locas de ensuciarse los dedos con un poema.
Resistencia.
—No me gusta nada de lo que escribís —aseguran un par de ojos vagos que penden sobre un bigote color tierra.
—Te entiendo, a mí me pasa lo mismo —le contesta.
Todavía no sabe que esa misma noche, con la cabeza fuera de la ventanilla, acabará bautizando “HUUUGOOO” una cuadra entera de Humberto Primo.
Y llegará a su casa de madrugada para descubrir que tal vez hayan querido envenenar a su perra.
Se acostará recordando la voz de un amigo que afirma que se irá a Jesús María para domar su pedo galopante. Se acostará intentado olvidar una empanada china que compartió con un hombre más solo que un perro. Y un habano con sabor a chocolate, el perfume de la guerra.
Sobre la barra de Fragueiro 1726 puso diez pesos y dos monedas: el preludio para su resaca.
Un hermano, una familia, un puñado de amigos, una carrera al veterinario para pedir que los atiendan a los dos, a él y a la perra.
A los treinta y dos años las alegrías siguen siendo cruentas.
Y se atesoran. Y se conservan.

22 comentarios to “Paliza”

  1. José Playo Says:

    Les dejo un abrazo. Hoy no puedo contestar los comentarios, estoy hecho mierda. Mañana hablamos.

    Saludos y buen fin de semana,

    José.

  2. Camilo Says:

    Epa playo!
    Te pasó una topadora por encima? O una manada de búfalos?
    Buen pedalín, che!
    Un abrazo

  3. nene de antes Says:

    José, te entiendo. La verdad que te entiendo. Yo viví en pedo la mayor parte de mi vida.
    Afortunadamente dejé el frasco y agarré otras cosas más interesantes.
    Ya te conté que hice calibrar la guitarra? Y que le cambié los trastes?
    Te conté que me compré un amplificador nuevo?

    Siempre es mejor que la Bols con mucho hielo.
    Sigo nostálgico por lo de “Licencia II”. Eso también es bueno. Como un ejercicio del alma.
    Las cosas andan bien, Playo; brindo por eso (con Gueitoreid).

    Everything is in its right place.

  4. Walterio Says:

    Ay, cuánta cosa!
    Aún así me sorprende tu capacidad para recordar todo lo que te sucede en una borrachera! yo siempre he tenido que apelar a ocasionales biógrafos que insisten en inventarme escandalosas situaciones! pero lo peor es que a veces quedan algunos documentos fotográficos bochornosos.

  5. cristian Says:

    jajaja! “Asi como nos gusta la sal y no la comida, asi como nos gusta el alcohol y no la salida”.
    che jose!!! no sea cosa que ya anduviste repartiendo las mini peinate!!!! avisa loco por favooor!!!!!

  6. madre Says:

    Yo leí el cuento “Indigestión” en la revista La Luciérnaga, y efectivamente me extrañó que no dijeran que el autor es José Playo, y tampoco nada sobre los dibujos.
    Sólo dice que el cuento fue publicado en el libro “Cuarto Oscuro”. Como dice el administrador, copiar y no citar la fuente está mal.

  7. José Playo Says:

    José: abrazo, que te recuperes.

    Camilo: ambas. Tremendo, como el grupo musical.

    nene: estas cosas, en palabras de mi tía, se pagan en vida. Gracias, amigo. Yo lo siento también así, eso me da tranquilidad.

    Walt: hay muchos datos aportados, no todo es autobiográfico. Y el problema estuvo en arrancar mezclando con la tripa pegada al espinazo. Antes de beber hay que comer. Sí o sí. Por suerte, creo, no hubo fotos.

    cristian: tranquilo, que todavía no pasa nada. Te enterarás primero por acá.

    madre: un descuido, mala suerte, qué se le va a hacer.

  8. nel Says:

    EXPERIENCIA PARA COMPARTIR
    UN BUEN PEDO MIRADO DESDE AFUERA ES LA MEJOR EXPERIENCIA, JAJAJAJA!!! Y NO ES QUE UNO SE RIE DEL OTRO, NOOOOOOOO, UNO SE RIE CON EL OTRO, QUEPORSUPUESTO NO SE ENTERA!!! JJAJAJAJJA Y ENTONCES SI OTRO NOS MIRA DESDE AFUERA, LA RISA O CARCAJADA Y EL CIRCUNQUILOQUIO ESPACIAL DEL OTRO, SEGURO PRESUME CON LOS DOS ESTAN EN PEDO Y ESO TIENE SU PARTE BUENA, NADIE SABE NADA, JAJJAJJAJA

  9. nel Says:

    FE DE RATAS: “SEGURO PRESUME QUE LOS DOS ESTAN EN PEDO”, RESTOS DE BORRACHERA CONTAGIADA. CARIÑOS

  10. emanuel Says:

    qué pedal, qué pedalín, qué pedo hermoso.
    Lo domé camino a Jesús María, en Agua de Oro. Un pedo galopante.
    Qué felicidad ser tu amigo y que tu hermano consiga champaña gratis.
    Qué pedo, por dios, qué pedo.

    Vi lo de La Luci… para mí que la que editó el cuento también estaba en pedo.

  11. Tapi Says:

    Jose: El motivo del pedo fue por la publicación en la Lucirnaga sin menciona el autor o por puro gusto nomás??

  12. Marbot Says:

    Lindo pero triste che. Y la pichicha? Se mejoró? Un fuerte abrazo.

  13. grillito Says:

    muy bueno el relato! me trae taaaantos recuerdos…. mmmm pensandolo un poco más, creo que demasiados.. pero bue, el alcohol es compañero de penas y de alegrías.. asique siempre es bienvenido. je. aunque claro, llega una epoca en la que un pedo te deja zombi una semana… que andes bien. besos!

  14. José Playo Says:

    nel: me estoy riendo porque justamente el próximo post trata en profundidad este tema. Muy acertado, ¡gracias!

    emanuel: me quedé pensando cómo ibas a hacer para llevarte tu propia humanidad de regreso a tu casa. Fue una noche de reputamadre, muy buena y muy gratificante, me alegra mucho por todo el grupo.
    Lo de La Luci… y bué.

    Tapi: fue por la presentación de la revista Diccionario, que me tomó por sorpresa, igual que hice yo con los vinos que estaban ahí, que me los tomé por sorpresa. También de puro gusto, claro, para qué lo voy a negar.

    Marbot: tanto tiempo, hermano, te veo poco por acá últimamente. La pichicha está ahí, medio aturdida. Me pregunto si no será porque le hablé muy de cerca cuando la vi medio mal. Abrazo.

    grillito: -ceeereeebroooosss…

  15. gripe Says:

    hubo una época que teníamos al fondo de casa un baño digamos “auxiliar” al que recurría en las oportunidades en que el nivel etílico en mi sangre había sobrepasado los niveles aconsejables para irse a dormir sin despedirse del inodoro. A ése inodoro le relate desde los errores que cometí y no debí haber cometido y que me llevaron a no ponerla esa noche(como muchas otras), hasta la desesperación que se siente al saber que dentro de 2 horas tenés que ir a trabajar con cierta lucidez. Al demoler ese baño se llevaron parte de mi historia (y de mi higado) que no volverá, ya que con 34 a cuesta las borracheras son como mazazo directo al cerebro y prefiero(casi siempre) evitarlas

  16. katia Says:

    Convengamos que pasados los 30 ya los pedos no se soportan como hace apenas 5 años antes !!!…. y además uno ya medio los programa…

    Este finde que pasó… estuve en un casamiento…. y me dispuse a beber como los casamientos mandan… pero tratando de frenar justo antes del momento en que todo se ve doble… “champan MUM” …
    ..mmMMMmmm rico rico…….yo no sé que pasaba pero esa copa manaba… siempre estaba llena… es rico el champagne pero el pedo es tremendo…. el dolor de cabeza es insoportable… parece como un ballet de malambo en las sienes…..

    Lo único que sé es que en un momento había como más gente… O quizá crucé la delgada línea etílica… jajjajaja…. linda fiestita… fue mi primer pedo con glamour!
    Qué pedo Teté !

  17. patry Says:

    tenes razón a los treintitantos….saben a preinfartos los pedos… ya me cayo la ficha… ¡que al pedo es ponerme en pedo!… Jose , el año pasado me dio cosa irte a saludar , te vi en la feria del libro… no se (sera verguenza? que pelotuda soy!) bueno esta vez, me animo a saludarte …. nos vemos

  18. Walterio Says:

    “El color de los pedos” podría ser el título de un melodrama.

  19. José Playo Says:

    gripe: yo pensé que de grande se dejaba de “prometer que nunca se volverá a chupar” después de un buen pedo. Parece que no.

    Katia: una vez fui a un casamiento (de colado) muy caté-caté, donde sólo había Champán. El pedo fue tan tremendo que terminé sentado en el suelo charlando con los muchachos de los baños químicos, que empinaban unas petecas de 8 Hermanos que estaban bravísimas. No sé ni con quién fui, con eso te digo todo.

    patry: dale, si a mí también me da vergüenza, saludame igual. Abrazo y espero verte.

  20. casi licenciada Says:

    No dejes de hacer la revista, no es lo mismo que el libro. 1º-La revista es más barata, 2º-Tiene muchos más detalles de diseño gráfico que en el libro no veo, y 3º-Ni idea. Saludos

  21. ladransancho Says:

    cuando uno esta en la banquina de la melancolia, surgen las combinaciones mas suculentas de sentimientos. el criterio se depura y las palabras salen agridulces pero honestas despues de una borrachera existencial. muy agradable ese vomito literario. un abrazo y felicitaciones por el libro. lo voy a buscar.

  22. José Playo Says:

    casi licenciada: gracias por los consejos. Los voy a tener en cuenta, en serio. Abrazo.

    ladransancho: gracias, ladran, siempre es un gusto tenerte por acá.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: