Acerca de los encierros involuntarios

IMAGENLlevo tres horas encerrado en este cobertizo.
Se me han ido las ganas de probar otras salidas y me he quitado los zapatos. Ahora estoy sentado sobre lo que creo que es un fardo de alfalfa. O heno.
Huele como un pedo a través de un pantalón mojado. No sé quién dijo que el heno es perfume. Algún poeta psicótico, algún tipo que no le metió jamás la nariz a un frasco de arándanos.
Hay dos ventanas cerca del techo, una a cada costado, las dos demasiado altas.
Por una entra el sol, oblicuo y vigoroso, alimentando en el suelo un charco de luz blanca con visos azulados. También en el suelo hay heno. O pasto.
Pasto seco y mierda añeja de caballo.
De las paredes cuelgan vestigios de herramientas rotas, sucias y olvidadas. Todo huele a culo de animal sudado.
Llevo tres horas encerrado en este cobertizo.
Afuera, del otro lado de la puerta —que he intentado por todos los medios abrir—, está mi auto. Ya no suena la música. Intuyo que la batería se agotó. La última canción que escuché fue una melodía estúpida que mi mujer insistió en que agregara al compilado.
—Es hermosa esta canción —me dijo. Y se quedó mirándome, esperando.
Incluí la puta canción, y ahora, por suerte, la música molesta se ha terminado.
Desde hace un buen rato que no escucho nada. Uno que otro pájaro.
Vuelvo a mirar alrededor. El polvillo danza con pereza en este aire viciado. Puedo ver las motas de polvo reacomodándose sobre la hoja de esta daga de luz que se entierra sobre los bultos que he acomodado frente a mí.
La pila que armé sirve para mantener cerrada la puerta que hay en el piso.
Es una de esas que se levantan con un gancho, y no tengo el más mínimo interés en que se abra.
Miro mis nudillos. Sangran. La piel abierta deja al descubierto la carne con la que he aporreado todas las tablas buscando una salida.
Soy débil, soy frágil, estoy agotado.
He usado mis últimas fuerzas para bloquear la boca de este sótano que reverbera en el interior de un cobertizo olvidado.
La puerta cada tanto tiembla con los golpes que le da eso que está enfurecido ahí abajo, eso que he atrapado.
Soy astuto, soy rápido, estoy agotado.
Gruñe.
Me estremezco.
Estoy condenado.

53 comentarios to “Acerca de los encierros involuntarios”

  1. José Playo Says:

    Lo releo ahora y veo que hay baches. Mañana lo corrijo, ahora tengo sueño y tengo que levantarme temprano.

  2. José Playo Says:

    No, ahí lo releí, ahora sí me parece que se entiende.

    Saludos.

  3. SaKi Says:

    ta weno, es más, empece a leer que tabas encerrado y como que me acorde de las veces que eh estado encerrado, y esas situaciones de impotencia.
    Que feo cuando tenes que incluir un tema que no keres en el compilado..

    saludos

  4. ceci Says:

    Hoy empiezo el día con una extraña sensación de opresión en el pecho después de leer tu cuento, José.

    Ha de ser por el eterno temor que siempre tuve (desde niña) de despertarme dentro de un ataúd ya sellado. Será por tantos mitos urbanos acerca de eso que he escuchado.
    Alguien recuerda del que hablaba de la actriz Susana Brunetti?

    Estoy para una junta de psiquiatras…con uno solo no me alcanza.

    Saludos.

  5. nene de antes Says:

    no sé por qué relacioné eso que está encerrado ahí con el miedo.
    muy bueno.

  6. ceci Says:

    Alguien conoce la historia de Rufina Cambaceres?
    Tal vez si fueron a la Recoleta hayan visto su estatua.

    También recordé ese relato al terminar de leer el cuento.

    Saludos.

  7. José Playo Says:

    José: no vale corregir una vez publicado.

    SaKi: quedarse encerrado puede volverte loco.

    ceci: (gracias por la corrección de sótano) y mirá vos cómo se interpreta de tantas formas tan distintas. No conozco de la Brunetti…

    nene: 😀

    ceci: tengo una serie fotográfica que hice en el cementerio de Recoleta, en cualquier momento la subo 😉

  8. cristian Says:

    Por donde entro el loco? Por el sotano? O después de entrar lo encerraron? Que era esa cosa? Son dudas que me llevaré a la tumba?
    Me imagine a un guaso de aca encerrado en un capitulo de “Smallville”.

  9. Dr. CroW Says:

    Muy bueno, loco. Genial.
    Me embola leer estas cosas a las 10:30 de la mañana, furtivamente en el laburo. Leer es nocturno, leer debería ser tranquilidad.

  10. Dr. CroW Says:

    Tranquilamente podría ser el comienzo de un cuento lovecraftiano. Aunque ya me dijiste que no te cuadra H.P.L.

  11. Esty Says:

    Muuuuy king lo tuyo….muy bueno en serio. Siempre me va a encantar esos pensamientos sacados de la situacion que hace que el personaje sea mas real. Se pone a recordar cual fue la ultima cancion que se escucho desde el auto, y la historia de la cancion….esas cosas estan muy buenas, esl o quepensaria uno.
    Muy buen cuento.

  12. Esty Says:

    Ba…es un cuento, no?…estas bien? o en serio estas encerrado siendo asechado por Algo???

  13. leandro Says:

    MUY BUENO EL RELATO SOS GROSOO. YO CUANDO LO LEY ME VAJO UN ESCALOFRIO POR EL CUERPO, QUE INPOTENCIA NO PODER SALIR. PARECIDO ALA PELICULA EL JUEGO DEL MIEDO QUE ESTAN ENCERRADO Y NINGUNO SABE EN QUE LUGAR NI POR QUE NI A QUE DISTANCIA ESTAN DE LA SALIDA.SALUDOS LEANDRO

  14. José Playo Says:

    cristian: dicen qeu a la tumba sólo se llevan secretos y dudas.

    Doc: gracias, Doc. Te cuento que me compré un librito de cuentos de HPL pensando en tus recomendaciones, pero me remito al post anterior 😉

    Esty: gracias, Esty. No temas, es sólo un cuento… autobiográfico…

  15. José Playo Says:

    leandro: gracias, cabeza. Me alegra que te haya gustado.

  16. Viejo Says:

    che, tiene algo de Lovecraft, algo de Poe… probablemente algo de King, pero definitivamente tuyo. Muy buen relato.

  17. José Playo Says:

    Viejo: gracias, Fede. Es inevitable, las huellas de los autores amados se traslucen. Todo bien mientras estos hijos de puta no me firmen los papeles. La semana pasada leí que uno de mis escritores favoritos está por publicar una novela cuya trama es tan similar a una en la que estoy trabajando, que le di select-all-shift+del al texto y me comí un kilo de maní salado. Empacado, como los chicos.

  18. Esty Says:

    Lo que tiene de lovercraft, que me lo hiciste recordar, es el termino “eso”, que te esta diciendo que es algo tan indescriptible que no hay palabras para nombrarlo, te genera ese sentimiento ominoso…..
    Pero repito, muy buen cuento, no es copia de nada, como vos decis, son improntas que a uno se le ven.

  19. Gaby Cabroni Says:

    Como siempre…me hacés delirar cuando leo tus palabras motivo por el cual quise que seas el primero en debutar en mi blog. Me gustaría que me visites pues vos sos la primer estrella….
    GabyCabroni
    http://www.tevenauta.com
    http://elmundo2.blogspot.com/

  20. José Playo Says:

    Esty: qué bueno. Y yo pensé que era el único que usaba la palabra ominoso. Abrazo de oso.

    Gaby: la segunda, lo mismo le dijiste a Pinchilón. Decí que no somos celosos y sí ominosos. Si es spam, respeto el laburo que te tomó. Si no, muchas gracias y saludos.

  21. maria tomasini Says:

    Buenisimo cuento.Los miedos,van dentro de uno por el resto de la vida.
    Teniamos una casa en Mar de Plata toda piedra y madera de dos plantas. llena de dormitorios y recovecos, a la planta alta se llegaba por una escalera amplia, siempre lustrosa, brillante, al enorme vestibulo asomaban los dormitorios y en un rincon, justo sobre el costado donde terminaba la escalera grande habia una escalera pequeña que daba a un altillo deposito obligado de todo lo que sobraba o se guardaba por si acaso, el unico que subia era mi papa. Un dia, por alguna razon que no recuerdo, habia quedado sola en la casa. Los silencios invernales son abrumadores, algo bajaba por la escalera, zapatones pesados, pausados,ahi supe lo que es un vuelco del corazon,frio y paralisis total, un temblor incontrolable, cuando se detuvieron espere que la cosa apareciera por la puerta del comedor, los siglos transcurrieron en segundos, nada paso por la puerta, la inconciencia hizo que me asomara por esa puerta.Al pie de la escalera, dos hermosas naranjas me miraban y hasta el dia de hoy todavia me miran de vez en cuando. Uno de mis tantos miedos Un abrazo

  22. perfectoanimal Says:

    Qué mamerto! Me duele el ojo izquierdo, entonces leí mal, leí encierros “voluntarios” y al final entendí cualquiera, que el tipo se encerraba porque se le daba la gana…

  23. Gaby Cabroni Says:

    Jose disculpame, puse de secretario a mi hijo y a hecho un desastre. Me contó Emanuel que son amigos, en el correo que le envió doy mis disculpas por terrible papelon.
    No podía ser de otra manera mi debut…

  24. esty Says:

    Adoro la palabra “ominoso” y el texto de Freud sobre “lo ominoso”…creo que ningun otro sinonimo la reemplaza…ni siquiera siniestro, no, no es lo mismo.

  25. mafix Says:

    uuuu…comente sin sacar el otro nik: lease MAFIX en el comentario anterior!!!

  26. José Playo Says:

    maria tomasini: los altillos, tengo un enamoramiento reincidente con esos espacios, el día que tenga plata voy a construirme una casa que sea sólo altillo, el resto, debajo. Muy buena la historia de tu cagazo.

    perfectoanimal: en realidad no sabemos por qué está encerrado este pobre hombre.

    Gaby: todo bien, son cosas que pasan. Saludos.

    esty: es un palabrón.

    mafix: qué quilombo…

  27. Gof.- Says:

    Qué cagada, mi amigo josé! Cáspita! Recórcholis!!!
    Por una de esas casualidades… No tendrás tu celular en el bolsillo para pedir auxilio?? Ah, no… Seguro que ya pensaste en esa alternativa pero no tenés señal, no??
    Bueno, después escribinos (si todavía no te duelen mucho las manos) para contarnos cómo salió todo. O más bien… cómo saliste!!!!

  28. Gof.- Says:

    Una vez me quedé encerrado en el baño de la casa de campo de mi ex suegra… Realmente, una desesperación (no tanto por el encierro, sino por el papelón posterior!).
    Lo del celular se me ocurrió como dos horas de encierro más tarde… jé

  29. Elfer_net Says:

    Cuantas veces uno se ve en esas situaciones. excelente, muy buena comparacion acerca el sotano de Smallville, saludos a todos los peines.

  30. cristian Says:

    Alguien más piensa como yo! Gracias elfer!
    Que gracioso lo de perfectoanimal…
    Che jose…. lo que no sabes ahora es quien habrá escrito el ultimo mensaje de la lic. jajaja! (derecho a la tumba).

  31. Nevermind Says:

    Jejeje, recien ahora me hice tiempito para leerlo. Muy copado, pero se me hizo como que le faltaba apenas algo mas de atmósfera, aunque haría el cuento mas largo. Que querés, soy tipo duro de convencer.

    Por otro lado, me hizo acordar a un cuentito que hice ya hace un tiempo de un tipo que despertaba repentinamente encerrado en un ataúd, sólo que él no sabía donde estaba (ni el lector tampoco, hasta cerca del final de la historia).

  32. nene Says:

    se ve que no me supe explicar…
    cuando relacioné eso que está encerrado ahí abajo con el miedo, me refería al miedo como enfermedad.
    de niño (y ahora también) sufrí horrores por mi nictofobia, aunque la fobia real no estaba en la oscuridad misma, sino en lo que pudiera haber “más allá de”, o “escondido en” la oscuridad que me atemoriza/aba.

    ésa es la relación que hice; el personaje quiere mandar eso a la mierda, o encerrarlo pero…ahí está el estoy condenado final, una forma de decir “eso está y estará ahí para siempre”.
    me´splico?

  33. nene Says:

    Never: qué bueno que hayas hecho un cuento similar al de José hace tiempo atrás!
    qué pena que no lo puedas compartir, toy ansioso!

    por otra parte, yo hice un poemita en donde hablo de los miedos…

  34. nene Says:

    “eso está y estará ahí para siempre”….así son de putas las fobias.

  35. Dolores Says:

    Hola un gusto pasar por aqui, yo tampoco conocía tu weblog, y me gusto mucho, aun más tu relato. hay veces uno esta encerrado en su vida y no puede salir, pero cuando sale de dentro de uno es hermoso.
    saludos nos vemos

  36. José Playo Says:

    Gof: te mantengo al tanto. No hay celular que valga.

    Elfer: saludos, elfer.

    cristian: sumamos otro misterio 😉

    never: abandono, no hay post que te venga bien.

    nene: sí entendí, por eso la sonrisita del emoticon, esa era la idea del texto.

    Dolores: bienvenida y gracias, pase cuando quiera, saludos.

  37. e1000luz Says:

    Muy Buenas… lleguecasi porcasualidad y me gusto mucho lo que encontre… Seguro me vera por aqui a menudo, espero no le moleste. Mis cordiales saludos. E1000luz.-

  38. sabri Z cirkeril Says:

    Me pasó algo muy loco, jamás sufrí al quedarme encerrada en algún lugar… pero estoy recién levantada, quiza los sentidos están a flor de piel (quizá nah) y lei el relato y me sentí ese tipo…. no me gustó, sentí el olor, escuché la canción y tuve miedo. A mi “eso” también me dio miedo.
    Excelente José

  39. José Playo Says:

    e1000: ¿por qué habría de molestarme? bienvenida, siéntase a gusto. Saludos.

    sabri Z: al que madruga la lectura no lo ayuda. Beso y gracias, sabri.

  40. buenaventuras Says:

    buenísismo… Las descripciones se sienten, los olores, la humedad.. che.. qué bueno de verdad!! qué gusto haber encontrado tu sitio, (no sé cómo, algún link amigo, seguro).. un abrazo. Luego vuelvo y leo más de lo pasado. Puedo ponerte en mis links?

  41. Camilo Says:

    Muy buen relato che! El “olor a culo de animal sudado” me hizo revolcar por el piso…
    Muy bueno. Intenso.

  42. Penelope Glam Says:

    PASE A SALUDARTE… UN BESO

    http://penelopeglam.blogspot.com/

  43. José Playo Says:

    buenaventuras: gracias, internet tiene esas cosas, te lleva, te trae… me alegra saber que te alegra. Lo de los links es a gusto suyo. Un abrazo.

    Camilo: gracias, Camilo. Abrazo.

    Penelope: ¡ehh! ¡beso!

  44. mafix Says:

    mmmmm…estube leyendo acerca de niños encopreticos y esto de ir al baño y salir con las piernas entumecidas…mmmmm…leer mucho tiempo en el baño, no se che, no quiero tirar mala onda pero…

  45. argentoycordoobes Says:

    Pobre niño pronto a nacer, está relacionando todo lo que le quedó de memoria de su existencia anterior con la nueva situación que le toca vivir antes de ser parido una vez más en el infinito círculo de la vida. ¿La música que escucha afuera?, algún cd que mamá o papá ponen para relajar las contracciones, ¿el haz de luz?, 4 de dilatación. No hace falta que aclare que es “eso” que gruñe y golpea allá abajo, es papá que no aguantó más la panza redonda y los ataques de llanto y aprovechó un respiro para ponerla quizas por última vez hasta después del parto. O a lo mejor nada que ver.

  46. Juan Pablo Says:

    Muy bueno pibe, volveré para constatar de que no fué casualidad. 🙂
    Saludos.

  47. Walterio Says:

    Me recordó a una historia que me contaron en Cosquín:
    Una noche en la última casa al pie de la montaña, la familia terminaba de cenar cuando escuchó gruñidos y bufidos que se acercaban por el callejón solitario. A los pocos segundos se hicieron más intensos y pronto la puerta de entrada comenzó vibrar como si una gran bestia intentara ingresar. Varios golpes después todo volvió a la tranquilidad y el padre de familia abrió la puerta. Con espanto pudo comprobar que del otro lado la madera se encontraba astillada como si una fiera hubiera estado afilando sus garras.
    Al otro día un vecino que a la misma hora del ataque, salía de su letrina, aseguró haber visto un extraño animal peludo, erguido sobre sus cuartos traseros.

  48. José Playo Says:

    mafix: soy hipocondríaco, me hago cargo.

    rober: andá a saber…

    Juan Pablo: si no estoy: confirmado.

    Walterio: encantóme. Voy a poner un post acerca de los grandes cagazos. Tengo varios para relatar. Abrazo.

  49. Jackie Says:

    Me encantó la atmósfera que se va haciendo en mi mente mientras leo tu relato José, muy Silent Hill… aunque “eso” que está golpeando la puerta del piso, me hace pensar en que el de abajo es un amigo al que el protagonista recién le confesó que tiene una relación poco decente con la madre jejejeje

    ¡¡¡Seeeeee!!! cagazos, me encanta todo lo que implique suspenso o terror…

  50. José Playo Says:

    Jackie: siempre bienvenida, ya se viene el post para retomar esos casos. Saludos y abrazos.

  51. Walterio Says:

    Hay Jackie, hoy pensaba en vos! me regalaron un frasco de mole “La Costeña” y no se por donde empezar! todo fue porque evoqué un pollo preparado con esa sustancia maravillosa por una amiga que vive por allá y que trajo todo para experiencia alucinantemente chocolatosa y picante.

  52. Walterio Says:

    Estoy tan loco con el mole, que me quejo con hache!

  53. Viejo Says:

    Jackie, qué groso que vos conozcas el jueguito! si te referís a la peli, está basada en un juego que mete miedo en algunas partes. Los otros días jugué al Resident Evil 4 para play 2. Puede que para algunos sea chino básico, pero es un Juegazo, y te cagás hasta las Patas.

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: